CÓMO LIMPIAR EL ZAMAK

En OLTEX Trading utilizamos los mejores materiales para nuestras creaciones y, por ello, también es interesante que sepáis cuál es el mejor mantenimiento para cada uno de ellos. En esta ocasión, hablaremos sobre cómo limpiar el Zamak.

Este material obtiene su nombre del acrónimo alemán de los metales que la componen: Zinc (Zinc), Aluminium (Aluminio), Magnesium (Magnesio) y Kupfer (Cobre) como ya os contábamos en el post sobre su historia y propiedades.

CÓMO LIMPIAR EL ZAMAK


Debido al paso del tiempo, los abalorios fabricados con esta aleación pueden perder su brillo u oscurecerse al ser expuestos al aire o la luz, o incluso también por el propio pH de la piel. No obstante, un buen cuidado de las piezas garantizará un aspecto bonito durante mucho tiempo.

Para limpiar el Zamak existen distintos métodos. Además, se debe tener en cuenta no utilizar ciertos productos, como los productos químicos o ácidos. También se debe evitar pulverizarlos con perfumes o colonias, así como el roce con cremas, ya que estos productos erosionan el baño haciendo que el abalorio pierda el brillo.

MÉTODOS DE LIMPIEZA DEL ZAMAK


Como decíamos, existen varios métodos para limpiar las piezas hechas con este material. A continuación detallamos las distintas opciones:

OPCIÓN A


Esta opción consiste en realizar una mezcla de vinagre blanco con agua o jabón con pH neutro (tienen poca cal, y carecen de aroma y color). Mojamos una esponja en la mezcla y limpiamos las piezas con delicadeza.

Si el Zamak tuviese manchas podemos utilizar también bicarbonato sódico y con una gamuza como la de limpiar los cristales de las gafas frotaríamos suavemente.

Por último, secamos las piezas con un paño seco y las piezas quedarán como nuevas.

OPCIÓN B


Esta opción se trata de mezclar un vaso de agua caliente o tibia con una cucharada de vinagre blanco y otra de detergente blanco. Removemos sin llegar a hacer burbujas. Esta mezcla se puede pulverizar sobre el abalorio de Zamak y frotarlo de manera suave con un paño.

OPCIÓN C


Puesto que el Zamak contiene un baño de plata, podemos utilizar para limpiar las piezas gamuza limpia metales o  toallitas para limpiar la plata.

Además, devolverán el brillo y asegurará una limpieza en profundidad, a parte de añadir una protección duradera.

OTROS CONSEJOS


Recuerda no utilizar nunca los siguientes productos para limpiar las piezas de Zamak:

  • Papel, esponjas de celulosa o plástico, ocasionarían daños en el brillo y el color.
  • Líquidos ácidos, estos corren el producto.

Asimismo, procura guardar las piezas de Zamak por separado para evitar roces entre varias piezas. Se pueden guardar dentro de una cajita o una bolsa de algodón, de este modo también evitaremos una exposición innecesaria a la luz y el aire, evitando que se oscurezcan.